El hombre machista no conoce de color, estatus social, nacionalidad e identidad cultural porque igualito las mata

El año 2016, no puede cerrar sin que hablemos de un hecho que aterrorizo a los bolivianos, pero sobre todo al Pueblo Afroboliviano. Con tan solo 21 años de edad, Ana Medina Iriondo murió por quemaduras en su cuerpo y cara, producidas por su esposo.

ana_medina
ErbolDigital

Reynaldo Rojas es el nombre que debemos recordar como símbolo de odio, machismo y racismo. Este hombre que, sin pena ni gloria, le prendió fuego a nuestra querida compañera Afroboliviana Ana Medina. Pero esta historia y este hecho no debería estar siendo reportado porque irónicamente podría haber sido prevenido.

fotonoticia_20160706205713_800
Notimerica.com 

Resulta que un viernes de junio, Ana Medina, cansada de las agresiones de su esposo decidió romper el silencio y las cadenas de la violencia familiar y acudió a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV). Dicha institución pública y que además recibe fondos de los impuestos que pagamos los bolivianos y bolivianas, pues no la quisieron atender, diciéndole que se regrese el lunes próximo. Así también lo reporto Erbol Digital.

Este hecho, obvio que nos llena de mucha indignación como si la FELCV fuera una oficina de correo, o un café internet, o finalmente un restaurant, “Hoy No Hay Atención” cuando la gente está aterrorizada, asustada y las mujeres muriendo a manos de sus maridos, deciden tomar la decisión de denunciar a quien se supone, debiera amarte, protegerte y sobre todo respetarte.

El marido celo y machista, averiguo de las intenciones de Ana Medina y sin pena ni gloria, le prendió fuego al día siguiente y la termino matando.

protesta-feminicidio-bolivia_lrzima20130304_0076_11-600x350
Nodal.am

Aquí el hecho es que en Bolivia hablamos de lucha contra la violencia, se generan mecanismo para prevenir como el de tener una oficina donde la gente puede ir a denunciar y sobre todo pedir seguridad, pero tal parece que esto, son solo, “buenas intenciones” o deberíamos y porque, pensar que, por un tema de racismo, no la quisieron a tender a Ana, como ya varios casos de racismo han ocurrido en nuestro país.

Recuerden que la población boliviana aun mira a la gente Negra con desprecio y/o como si fuéramos ciudadanos de segunda clase o finalmente no como bolivianos. Estos hechos nos destruyen como humanos, como seres que luchamos al igual que cualquier otra persona. Perseguimos nuestros sueños y un día poder morir en paz, pero no a manos de un abusador, machista, racista y misógino.

La hermana de Ana, Tania Medina, dijo “Ella (Ana Medina) luchó por su vida hasta el último minuto, y este hecho no puede quedar impune como otros casos, porque ella fue objeto de la intolerancia, el racismo y el machismo”.

pueblo-afro-en-protesta
Pagina Siete

Se generaron marchar de protesta, se enviaron cartas a las autoridades y sobre todo se generó una gran movilización por que Ana Medina, no es la primera, y estoy seguro que no será la última, en morir a manos de un hombre. Lo triste es que estos hechos aún continúan y la pregunta quizás es ¿Cuántas Anas Medinas más tienen que morir para parar con el feminicidio? El hombre machista no conoce de color, estatus social, nacionalidad, identidad cultural porque igualito las mata.

El agresor fue detenido y enviado a la cárcel de Palmasola. El fiscal de distrito, Gomer Padilla, confirmó que la situación jurídica de Rojas, se agravó con la muerte de Medina y que en este caso se aplica la figura de feminicidio tal como establece el Código Penal y podrá ser condenado a 30 años sin derecho a indulto.

Después de permanecer casi 15 días internada en el hospital japonés grave de salud y batallando por continuar con sus sueños y metas, Ana Medina, nos dijo adiós. Las quemaduras producidas por su agresor fueron muy graves y a pesar de los esfuerzos realizados por los médicos para salvarle la vida, Ana ahora descansa en Paz.

mujeres-libres
mundo.sputniknews.com

Ana Medina, no solo ha dejado un vacío en el corazón de sus familiares o en el Pueblo Afroboliviano, pero también a un niño de 3 años quien fue testigo de la violencia producida en su hogar. A esto es importante sumar que en la actualidad la Población Afroboliviana no cuenta con un seguro de salud ni mucho menos con un seguro de vida. Sería bueno que los “representantes” políticos hagan algo por el Pueblo Afroboliviano. Si bien los reconocimientos culturales son lindos para celebrar, eso al final del día no terminan siendo sustentables. Ya ven que igualito siguen bailando el TUNDIKI.

En fin, vaya año 2016 que en pocos días más le diremos a dios, así como Ana nos dijo a nosotros.

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements

One thought on “El hombre machista no conoce de color, estatus social, nacionalidad e identidad cultural porque igualito las mata

Comments are closed.