¿Cómo decidirá el Pueblo Afroboliviano en el Referendo del 21 de febrero de 2016?

Definitivamente, no vengo ni tengo la intención de resumir el voto de más de veintitrés millones de Afrobolivianos, quienes sin duda votaran de manera activa este 21 de Febrero de 2016 en la consulta ciudadana, pero si tengo la intención de aportar a la discusión desde la mirada Afroboliviana.

image1

Bolivia ha estado viviendo procesos electorales con mucha intensidad y casi de manera consecuente, desde el año 2003 y entre ellos: votación para elegir a presidente, que referendo para el gas, referendo para la constituyente, referendo para la aprobación de la Constitución Política del Estado (CPE), que referendo para asegurar que todos querian a Evo como Presidente y así podemos continuar enumerando los procesos en lo que los bolivianos nos pasamos distribuyendo nuestros ingresos económicos en millonarias decisiones electorales.

Como no podía dejar de ser una excepción en este 2016, un nuevo proceso de consulta ciudadana se realizará este 21 de Febrero, y todo para verificar si los bolivianos y bolivianas queremos que  Evo se postule para después del 2020 o NO a las elecciones presidenciales del periodo 2020-2025.

image 2

Con todas sus complejidades de este proceso de consulta Referendo 2016, al parecer la ciudadanía ya tiene decidido su voto. Pero para el resto del mundo, aún es complicado entender este proceso porque surge la pregunta ¿cómo un Presidente recientemente reelegido y con una mayoría de votos, ya está pensando en postrarse en el poder político por otros 5 años más? Tanto es el ego para cambiar un artículo de la CPE que beneficiar solo a dos personas.  

image 3

Abra que no más recordar, Evo recientemente celebró 10 años de poder en el gobierno y para el 2020 serán 15 años, y si ganara después del 2020-2025 serán 20 años del régimen Morales… Este hecho nos llevará a un momento histórico y en nuestros libros se escribirán; “En Bolivia, un país democrático, por 20 años una sola persona gobernó un país diverso, multicultural, de más de diez millones de personas y que cualquiera hubiera tenido la capacidades para ejercer el cargo de presidente”.

Ahora, la pregunta es ¿cómo vamos nosotros los y las Afrobolivianas a votar este 21 de febrero de 2016 en el referendo?

Pregunto esto porque recordarán, aquellos que participaron del único encuentro internacional de Afro-descendiente celebrado el año 2015 en el Hotel Rio Selva Yungas, organizado por la CAN, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, dijo que los Afrobolivianos somos una minoría que no representa nada el partido del MAS… Quizás tenga razón, porque el Pueblo Afroboliviano, políticamente tiene su independencia de pensamiento y afiliación política, porque como lo mencione al comienzo de esta nota, una sola persona no debería ser la voz de más de veintitrés millones de Afrobolivianos.

En el Pueblo Afroboliviano, si bien se vota en bloque, hay una independencia de pensamiento. Y quizás esa sea la lectura que tiene el señor Choquehuanca cuando dijo que “los Afrobolivianos no representan nada para el partido del MAS”, porque no votamos obedeciendo a un partido, sino en base a nuestras demandas y una agenda como Pueblo. Ahora que el partido del MAS sienta que es la voz de los más excluidos y que de alguna forma representa al Pueblo Afroboliviano, es otro tema de debate.

En el Pueblo Afroboliviano, las representaciones políticas son personales. Nadie puede salir a decidir por todo un pueblo y en este proceso de consulta, al decidir que votaremos por el SI o por el NO. El Pueblo Afroboliviano tiene una agenda con una serie de demandas y necesidades que el gobierno boliviano se ha comprometido ha cumplir.

Sin embargo, en este nuevo proceso de consulta ciudadana,  el debate no es si la agenda que tiene el gobierno debe ser analizada o no en la magnitud de si ha cumplido con lo prometido o no. Recordemos que recién lleva un año de gobierno desde la nueva reelección. El foco de debate no se basa en la agenda cumplida, el debate es si un país democrático va a permitir que un gobernante se postre en un gobierno por 20 años, si los bolivianos no tenemos la capacidad de practicar la alternancia y recuerden que todo poder absoluto corrompe a las personas.

Este próximo 22 de febrero de 2016, las y los bolivianos, más allá de nuestro color e identidad, nos debemos poner en campaña para exigir el cumplimiento de esa agenda que Evo Morales prometo para la gestión 2015 – 2020. Si bien es bueno soñar en el país que queremos de aquí a diez años, es nomas momento de exigir el cumplimiento de esa agenda a corto plazo que Morales prometió.  

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close