Como escribir sobre África

Por Alejandro Gutierrez

“Cómo escribir sobre África” por Binyavanga Wainaina, es uno de los ensayos más extraordinarios que he leído. Siempre he estado interesado en saber cómo los africanos piensan sobre el mundo y la forma en la que ellas y ellos se perciben así mismas/os.  Éste ensayo, en definitiva, me abrió los ojos y la manera en que yo solía pensar. Aprovecho , también este espacio para compartir contigo.

La interpretación, que el mundo tiene en general sobre África y los africanos, parece cliché; hemos construido socialmente una imagen sobre la cultura de este continente que por lo general no responde a lo positivo. En este artículo quiero hacer referencia de tres elementos en relación a “Cómo escribir sobre África”. El primer punto, está relacionado con los estereotipos que la gente tiene sobre los africanos y cómo los académicos y escritores se refieren a África; el segundo punto, está relacionado acerca las imágenes que los africanos tienen sobre sí mismos; y un tercer punto, las causas y efectos de estas imágenes en los africanos. A modo de conclución, este ensayo de alguna manera quiere brindar algunas sugerencias de cómo se pueden abordar estas cuestiones ofreciendo una mejor lectura sobre África.

Primero, los estereotipos y los clichés sobre África abundan en mi mente y no puedo dejar de imaginar que en la tuya también. Las imágenes de África que el mundo conoce, están relacionados con safaris, selvas, animales, la música tal cual como lo menciona Binyavanga Wainaina en su ensayo, pero también estoy de acuerdo que cuando el mundo hablar de la gente africana, está por lo general se conecta con pobreza, VIH/SIDA, conflictos, guerras y hasta con gente sin ningún tipo educación. Estas construcciones sobre África provienen de diversas fuentes, pero enfatizo que una de las más influyentes proviene de los medios de comunicación es decir: periódicos, programas de televisión, y así sucesivamente.

The use of natural resources
The use of natural resources

Cuando los estudiantes en algún lugar alrededor del mundo necesitan hablar sobre África o referirse al mismo, por lo general lo hacen como el continente más pobre, sin hacer distinción entre los países de África y el continente africano y sus fuentes son aquellos mismos artículos, libros o noticias sobre África que publican académicos y los medios de comunicación. Por ejemplo, una gran mayoría de las películas hollywoodenses cuando hablan sobre África lo hacen de alguna manera cómica o trágica, construyendo imágenes negativas acerca de los africanos. Recuerdo aquella película “Los dioses deben estar locos” o “Shaka Zulu” o “Diamante de Sangre” y muchos más, incluso cuando las películas son traducidas en español, estas promueven los estereotipos acerca de lo que no representa África, sin darse cuenta que África es algo más que safaris, selvas, pobreza o el SIDA. “Cómo escribir sobre África” nos llama a reflexionar con un lente más crítico sobre África y su gente.

Segundo, si consideramos las imágenes que los africanos podrían tener sobre sí mismos en relación con la manera en la que se retratan en los medios, los africanos pueden considerarse a sí mismos como tales. Por ejemplo, la película de Hollywood “Diamante de Sangre” toca una de estas realidades descritas y socializadas entre muchos africanos que trabajan en busca de diamantes. Sin embargo, esta película representa a una persona blanca como un villano y luego como un héroe. La imagen del héroe es fundamental, por qué va a reforzar estas imágenes entre los blancos y los mismos negros. Por otro lado, el actor africano juega un papel de víctima y siempre toma la decisión equivocada o pierde. Estas imágenes de alguna manera confirma para la gente del mundo, y entre los africanos, no pueden ser héroes y que las personas blancas pueden “arreglar” los conflictos del mundo, además que siempre ganan.

Tercer, debemos tener en cuenta las causas y efectos de estas imágenes negativas que se distribuyen a través de los medios de comunicación. Debido a estas películas, se han creado estereotipo en la sociedad acerca de los africanos. Sin embargo, cuando la película como “Los dioses deben estar locos”, “Shaka Zulu” y “Diamante de Sangre” envían imágenes negativas de África, y el efecto se manifiesta en las actitudes de las personas ya sean estas en Europa, Norte América, Latino América, Asia o en cualquier otro lugar del mundo, se llega a generar una construcción de las imágenes de África. Cuando en realidad, el propósito detrás de la realización de películas debiera ser el promover los valores, la identidad, la cultura, y para preservar la esencialidad de una cultura ancestral Africana.

En contra posición a esto, también podemos mencionar que las películas hollywoodenses cuando hablan sobre los EE.UU., por ejemplo, no siempre muestran la verdad acerca de la cultura estadounidense. Muchas de estas películas de Hollywood proyectar una imagen de los estadounidenses que probablemente no existe, pero esta imagen en general es buena y ampliamente aceptada por los estadounidenses.

Por ejemplo, “Capitán América” muestra a un americano con las características “típicas”: blanco, rubio, siempre con la esperanza de un mejor aspecto. Cuando él llega a ser parte de un experimento, se hace fuerte y musculoso. Socialmente se acepta el uso de asteroides y que dicho actor defiende a los estadounidenses de sus “enemigos”. El mundo tiene muchas imágenes de la belleza, la honestidad, y la felicidad, pero desafortunadamente estas imágenes, incluso en Estados Unidos son a menudo de la gente blanca, mientras que las imágenes de un pueblo tristes, pobres y miserables son a menudo personas de raza negra.

Las imágenes de estas clasificaciones crean estereotipos sociales entre las sociedades. Los blancos tienen que demostrar que cumplen estos estereotipos y los negros de alguna manera tienen que actuar con esa concepción negativa de ellos mismos. Para modificar estas imágenes significaría alterar el orden o la conducta social y podría ser considerado anormal.

“Connecting with the Ocean”

A modo de conclusión, es importante repensar nuestra visión de África. Académicos, escritores y medios de comunicación tienen que volver a construir la imagen de cincuenta y cuatro países de África. Nosotros, el pueblo, tenemos que explorar más sobre África y aprender sobre su cultura e identidad. Nosotros, el pueblo, tenemos que de construir y reconstruir nuevas representaciones y una verdadera cultura de cincuenta y cuatro países en África.

Es fácil absorber las cosas que no hemos experimentado, pero no hay que creer todo lo que vemos o escuchamos. Si nosotros, el pueblo, podríamos escribir y decir cosas que no se han dicho todavía acerca de África en particular, esto probablemente, podría alterar las concepciones ya construidas. Sin embargo, al mismo tiempo también podría construir una nueva imagen de África que está pidiendo a gritos ser conocida, vista y oída.